Blamiblog

De perros gordos y alimentadores compulsivos

Posted in Avatars socials by blami on 2 Juliol 2010

No se te habrá pasado desapercibido el hecho de que para mucha gente, el alimentar a otros es una fuente de placer inacabable. Podría parecer que se trata de un rasgo altruista y positivo de nuestra especie. Pero ¿es realmente un caso del “dar de comer al hambriento”?

Ese simpático ancianito que vacía su bolsa llena de pan duro en mitad del parque para que esas pobres y desnutridas palomas puedan llevar un mísero montón de comida a sus polluelos. O esa generosa señora que deja los desperdicios de pescado y carne para que esos indefensos y casi exterminados gatos puedan deglutir hasta la saciedad, dejando que las sobras perduren para deleite de nuestros olfatos (y de algún roedor atento). O aquel que da miguitas a los peces y patos del estanque. O aquel que incluso paga por una bolsita de granos para que sus hijitos sientan empezar la tradición de alimentar las palomas de la Plaça Catalunya…

Este mediodía paseaba a mi perrillo. Como hacía calor, se había quedado un poco rezagado. Cada pocos instantes suelo mirar para ver si está dejando algo que recoger (sí, yo no las dejo para que tu las pises) o se (me) está metiendo en algún lío (jugar con un perro chungo, molestar pidiendo mimos a algún otro paseante…) En un momento me giro y veo a mi perrito feliz de la vida comiendo alguna cosa con la que generosamente le obsequiaba otro paseante (con perro)

Me salió un alarido. ¿Pero que hace? ¿Porqué le está dando de comer? ¿Sabe usted lo que me estoy gastando para hacerlo adelgazar? Su respuesta fue ¡Ah! ¿Yo qué iba a saber? Y se larga sin pedir disculpas. Evidentemente le había roto el rollo.

Me recordó aquel otro que pillé llevando su mano al bolsillo ante la atenta mirada de mi chuchejo. No le dé nada de comer ¿eh? Le pedí. ¿Pero porqué no? me contestó como si le estuviese y privando de algún derecho seguro recogido en alguna constitución o estatuto no recortados. Al explicarle que mi perrito está operado de displasia, que tiene más de 8 kilos de exceso de peso (el 20% extra de su peso ideal) y que ya estaba suficientemente gordo, me lanzó una mirada de desdén y continuó su camino.

Sí, ya sé que la convivencia en sociedad tiene roces y que hemos de ser capaces de aceptar y convivir con las diferencias de los demás pero…

Así, no es de extrañar ver los perros tan gordos en la ciudad balanceando sus chichas al lado de sus amos, a menudo tan gordos como ellos. Son víctimas de alimentadores compulsivos.

Y tu me dirás, pues anda ¿tu qué hablas? ¡si tu perro está tan gordo como los demás!. Y yo me tendré que callar, tragándome el tener que tirar las galletitas premio con que me obsequian al comprar la comida extrasuperchupi-light (he mencionado que además es extrasuperchupi-cara?) en lugar de usarlas como ayuda en el adiestramiento de mi gordito. Pero sobre todo el fastidio de recordar aquel año que llevamos a nuestro bichín a la residencia canina Jag-Gos. Julián Albala (el dueño) nos prometió que lo sacaría cada día a jugar a aquel patio. Se lo oía tan profesional y seguro de si (que si yo he adiestrado los perros de la Guardia Civil, que si fíjate como están todos de contentos casi todo el día en el parque, que si fíjate esa clienta contenta que viene a traer a su perro para hacer excursiones, que si mira mi congelador lleno de carne y los sacos de arroz para que los perros coman bien, que si los perros están tan contentos que siempre quieren volver, que si bla bla bla…) Pero al recoger nuestro perrete, dos semanas más tarde, nos encontramos una bolita de cerca de 50kg (lo dejamos con unos 36) Al sorprendernos y pedir explicaciones al experto de Julián, nos soltó un lo llevé un día al parque pero intentó montar a otro perro y no me gusta ese comportamiento violento, así que por seguridad lo dejé en su jaula. Claro, es comprensible con un agresivísimo golden retriever que se pasaba horas en el parque jugando con otros perros y nunca nos había (ni nos ha) dado ningún problema. ¿Y respecto al peso? Aquí la respuesta de Julián fue aun más pofesioná: hombre ¿qué quieres? si te lo devuelvo más flaco me dirías que lo he matado de hambre.

Pues tras más de tres años aun no hemos podido hacerle recuperar el peso ideal.

En fin, que para sobrellevar estos casos sólo hay una receta (baja en grasas): ajo, agua y resina.

¡Ah! y ya sabes, si tienes hambre déjate de tonterías pidiendo limosna en el metro con un triste es de pedir pero más triste es de robar o el sono una poberita / sono una malata. Simplemente échate en algún parque y convence a los transeúntes para que te lancen comida. Entrena para alcanzarla con la boca y degústala con fruición. No es necesario que mires a tu benefactor(a) hasta que estés en disposición de pedir el siguiente bocado. En cuanto uno empiece, habrá otros que se apunten y pronto estarás comiendo manjares en cantidad ingente. Y si alguien se queja de que está prohibido lanzarte comida, tu ni caso. Seguro que es un amarga’o.

Anuncis

3 Respostes

Subscribe to comments with RSS.

  1. cerratis said, on 3 Juliol 2010 at 9:28

    ejejejeje que fuerte 🙂

  2. pakman said, on 5 Juliol 2010 at 9:08

    Habéis denunciado al timador de la residencia canina?
    Si no funciona, siempre lo podremos trocear y tirarlo a los cocodrilos… Bueno, eso si es que está permitido darles de comer. No creo se quejen…

    • blami said, on 10 Juliol 2010 at 10:18

      Pues no, no le hemos denunciado.
      Mira, ese tío nos cobró todo en negro y no tenemos ni un p*to documento que demuestre lo que acabo de decir.
      Teniendo en cuenta que, con papeles en la mano y cantidad de testigos, los impresentables de Viajes Crisol se pasaron por el forro todos los procedimientos de mediación, creo que sería una pérdida de tiempo, energías y pasta (y no es que me sobren ninguna de las tres cosas)
      Lo de los cocodrilos, por eso, no está tan mal pensado… mmm 🙂


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: