Blamiblog

El zorro en el gallinero

Posted in Tots els avatars by blami on 2 Març 2008

El zorro en el gallinero

El ingeniero Joseev tuvo el gran detalle de prestarme este libro del escritor israelí Ephraim Kishon. Con él he accedido un poco más a los entresijos de la política.

En un resumen breve diría que Dulniker, un estadista muy importante, y su primer secretario marchan a un pueblo remoto de Israel donde Dulniker debería descansar y reponerse de sus continuos ataques de corazón. La aldea que encuentran no tiene casi comunicación con el exterior y sus habitantes, por no tener, no tienen ni una estructura política en condiciones. Por supuesto, Dulniker no puede permitirlo y se entrega a la “salvación” política de los aldeanos.

Es un libro difícil de conseguir pues está descatalogado desde hace unos cuatro años pero, si tienes opción, te lo recomiendo. He soltado más de una carcajada con su sátira del sistema democrático. Sí, ése del que lo mejor que se puede decir es “el menos malo de los sistemas”.

Aunque todo él no tiene desperdicio, me permito transcribir aquí un pequeño fragmento:

– ¡Dios nos ayude! – Dulniker estaba asombradísimo -. ¡No hay en absoluto diferencias entre ellos! ¡Son todos iguales!
– ¡Correcto! – observó Zeev – Son todos campesinos, todos oriundos de Rosinesco, todos cultivan comino, poseen vacas y visten de negro.
– Engendrados por un sello de goma – gimió el estadista – La quintaesencia del atraso político.
– Mire, Dulniker: El fin de todo partido socialista es borrar las diferencias entre los hombres.
– Naturalmente es el fin, pero en esta aldea miserable estamos todavía en el comienzo.

Bueno, esto y el chiste más repetido de Dulniker, para que te hagas una idea de los matices culturales que podrás obtener del libro: el cuento del matarife ritual al que en Rosh Hashaná no le permitieron hacer sonar el shofar. El pobre fue a ver al rabino , y lloró “Rebe, Rebe – se quejaba- ¿Porqué no me dejan soplar en el Rosh Hashaná?” ¿Y qué le contestó el Rebe? El Rebe dijo “He oído, hum, que no te has sumergido en las aguas purificadoras de la mikve“. El matarife comenzó a disculparse. “Rebe, el agua estaba fría, ¿oi que estaba fría, Rebe!” Y este repuso “Oif kalts blust men nisht” ¡Sobre lo frío no se sopla, ja, ja, ja!

Anuncis

2 Respostes

Subscribe to comments with RSS.

  1. pablo paolasso said, on 2 Agost 2009 at 3:54

    Pues estoy tentando encontrar ese libro que leí hace ya algunos años y está agotado… me pareció buenísimo en su momento, y por diversas razones me gustaría volver a leerlo

  2. moi said, on 4 Agost 2009 at 20:25

    Te entiendo perfectamente. Espero que tengas suerte. De momento no lo he conseguido encontrar en ningún sitio.

    Creo que deberían de “liberar” los textos de los libros que ya no editan. Algunos, como éste, son verdaderas joyas que no deberían perderse.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: